Chela y Lucha | El taller sustentable de dos hermanas mexicanas

¿Quiénes son Chela y Lucha?

Chela y Lucha son unas talentosas hermanas que combaten la problemática ambiental con productos elaborados a partir de pedacería de cuero provenientes de la industria textil. Su taller en la ciudad de Aguascalientes es un lugar único, lleno de rincones especiales; un espacio que fusiona creatividad y funcionalidad, con el toque rústico y divertido que caracteriza a la marca.

Chela y Lucha | El taller sustentable de dos hermanas mexicanas

Lucha estudió arquitectura y Chela, diseño de moda. La ecuación era fácil: las hermanas combinaron sus talentos y crearon un espacio perfecto que resolvió todas sus necesidades. 

Chela y Lucha | El taller sustentable de dos hermanas mexicanas

“Necesitábamos un espacio con un funcionamiento dual, principalmente para desarrollar las actividades relacionadas con el diseño y producción de Chela y Lucha – el taller– y después, para las actividades de apoyo (servicios)”, comentan las hermanas.

Chela y Lucha | El taller sustentable de dos hermanas mexicanas

Dos espacios, un taller: el equilibrio entre funcionalidad y confort

Los dos ámbitos están divididos espacialmente por un cambio de altura y la diferenciación entre acabados, escala, iluminación y vanos. A través de la flexibilidad espacial contenida en el área de apoyo, se desarrollan el servicio sanitario, área de comedor, área de descanso y oficina. Esta zona platea un ambiente acogedor de descanso e inspiración, por lo que el arte y el diseño son parte importante de este, al igual que las cualidades espaciales como el uso de una escala más íntima, la calidez de la elección de tonalidades y materiales del mobiliario, acabados e iluminación natural y artificial. 

Chela y Lucha | El taller sustentable de dos hermanas mexicanas

Contiguo al área de descanso se encuentra la zona del taller, un espacio de doble altura con acabados e iluminación fría pensados para el desarrollo óptimo de las actividades de diseño, creación y producción. Este espacio goza de una ventilación cruzada norte-sur primordial para el funcionamiento y desarrollo de las actividades del taller, mientras que la iluminación natural es aprovechada a través de sus grandes vanos norte, sur y oriente, logrando satisfacer las necesidades.